Byron Bay: el paraíso del buen rollo

Byron Bay: el paraíso del buen rollo

Después de una votación algo ajustada, en el post de hoy vamos a hablaros de Byron Bay, un pueblito Australiano especialmente conocido como “El paraíso en la tierra”. Este idílico rinconcito playero enamora a viajeros, músicos, surfistas, amantes del yoga, la naturaleza y de la vida saludable, que se acercan cada año para respirar su increíble energía y atmósfera bohemia.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?, ¿CLIMA?


Ubicado a 772 km al norte de Sydney y a 165 km al sur de Brisbane, este pueblecito costero se encuentra situado en el punto más oriental de Australia. Perteneciente a la región de Nueva Gales del Sur (NWS), cuenta con una población de 10.075 habitantes (2015).

Byron (como lo denominan los Aussies), es parte de la caldera erosionada del antiguo volcán Tweed, que entró en erupción hace 23 millones de años. Disfruta de un clima subtropical húmedo, con veranos largos y cálidos (unos 27ºC de media), e inviernos suaves y templados (18ºC).

 

UN POQUITO DE HISTORIA…


El nombre del pueblo original era “Canvvanbah” y significaba “Lugar de reunión” en aborigen Arakwal.

En 1770, Byron Bay se encontraba habitado por la tribu Arakwal. La presencia de los aborígenes se remonta al principio de la humanidad. Sus leyendas y canciones retratan las edades geológicas y los cambios que ha sufrido el continente durante milenios.

En 1788, los Británicos colonizaron las tierras de los representantes de la cultura viva más antigua de la tierra, apenas dejando supervivientes. En algunas zonas del país murió hasta el 80% de su población, víctimas de las masacres, epidemias y el alcohol. Actualmente esta etnia representa alrededor del 3% de la población del país y el problema del alcoholismo sigue vigente.

Aborígenes conquista Británica

 

En 1870, con la fiebre del oro, miles de personas se acercaban a Byron a buscar este preciado mineral entre sus playas.

Entre los años 60 y 70, surfistas y hippies descubren este precioso lugar donde deciden asentarse. Esto precede la fama que le corresponde hoy en día, su ambiente despreocupado y sus buenas vibraciones.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

A partir de 1973, comienza el boom turístico por un festival de música llamado The Aquarius, que atrajo a muchos militantes de la llamada generación New Age.

 

RITMO DE VIDA ALTERNATIVO


Si una cosa destaca de Byron, sin duda, es su distinto ritmo y modo de vida alternativo. Y es que ¡aquí todo fluye!

A la entrada del pueblo se encuentra un cartel inspirador que nos invita a hacer una reflexión y a participar en su estilo de vida: “Anímate, desacelera y relájate”. Desde que pones un pie en Byron te invade el buen rollo y la energía que desprende la gente que camina por sus calles sonriendo.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

PARAISO DEL SURF


Este es uno de los destinos de surf más alucinantes de Australia, por su eterno verano, su naturaleza cuidada y sus olas para todos los niveles en unas aguas increiblemente turquesas que no dejan indiferente a nadie.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

Wategos, Tallow Beach y Broken Head son algunas de sus playas más famosas y un verdadero paraíso para los amantes del surf y los deportes acuáticos. Byron Bay también es conocido por sus ideales aguas templadas para realizar buceo y snorkel.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

EDÉN PARA LOS AMANTES DE LA COMIDA SANA


 Y es que este pequeño pueblito lleva por bandera el estilo de vida sana y ecológica. Tiene una gran oferta de apetecibles locales veggies y ecológicos, con decoraciones de ensueño y donde te ofrecen opciones para todos los gustos; desde las clásicas tostadas con aguacate y huevos, las trendy de peanut butter con plátano y bayas de goji, y hasta los fotogénicos açaí bowls.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

También son amantes de comprar productos ecológicos cultivados por los granjeros locales. El Byron Farmers’ Market se realiza en Butter Street, los jueves de 8 a 11 AM.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

TEMPLO DEL YOGA


Asanas, meditaciones y un entorno mágico fomentan la gran cultura del yoga existente. Esta práctica se inició a finales de los 80 en Byron Bay y hoy en día es uno de los focos más importantes del país.

En sus desiertas playas se ofrecen a diario sesiones al aire libre y su precio es de unos $20 la sesión. Si eres primerizo no pasa nada, las hay de todos los niveles, así que ¡atrévete! 😉

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

LA MÚSICA ES SU ESENCIA


Si algo nos encanta de Byron, es que desprende música por todos sus costados. Indudablemente, este pueblito costero es la cuna de los festivales por excelencia.

Anualmente se celebran decenas de festivales, por lo que cada año se convierte en el lugar de peregrinación para amantes de la música al aire libre.

Asimismo, una de las características más especiales de este lugar, son sus músicos callejeros, algo que se conoce como “busking”, que invaden sus calles más céntricas creando una atmósfera de buen rollo.

Byron Bay: el paraíso del buen rollo

También son muy populares los cantautores tocando en directo en los locales donde puedes disfrutar de un ambiente chill mientras tomas algo relajadamente.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

INCREIBLE NATURALEZA


Bosques, cascadas, lagos, montañas, playas salvajes… Pocas palabras hacen falta para describir la espectacular naturaleza de Byron.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

Si quieres vivir la esencia de Australia y te apasionan los animales, ¡este es tu lugar en el mundo! Byron Bay es conocido por sus koalas, canguros, delfines, tortugas, aves y especialmente por el avistamiento de ballenas, que atraviesan sus costas en la época de migración.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

PEQUEÑAS COSAS NEGATIVAS DE VIVIR AQUÍ


A pesar de ser un lugar idílico donde cualquiera querría vivir, Byron también tiene algún contra que no consigue restarle encanto.

En primer lugar, a pesar de su estilo de vida hippie y como cualquier ciudad australiana, el coste de vida es alto. Por otro lado, la mayoría del turismo se concentra en el centro, por lo que en temporada alta puede encontrarse “masificado”.

Por último, al ser un pueblo pequeño, la oferta laboral es bastante escasa y existe mucha competencia.

 

¿Y PARA MOVERME?


Easy peasy! Byron Bay es conocido como un pueblo de “walking distance”, es decir, puedes llegar a cualquier parte caminando (especialmente la zona centro).

La forma más popular es en bicicleta y también existe la posibilidad de hacerlo en autobús. Su estación se encuentra en Johnson Street, en el centro.

 

LOS ESENCIALES


Tanto si te vienes a vivir a Byron, como si solo vienes de excursión, existen lugares que no te puedes ir sin visitarlos:

Faro del Cabo Byron: inaugurado en 1901, se encuentra sobre el Cape Byron. Este emblemático faro es una de sus principales atracciones turísticas y donde puedes disfrutar de un impresionante atardecer.

 

Cape Byron: es el punto más oriental de Australia. Posee unas magníficas vistas a la bahía más famosa de todo el país, desde donde es posible contemplar las ballenas jorobadas en su época de migración, delfines haciendo de las suyas y los 30 km seguidos de impresionantes playas blancas que se pierden en el horizonte.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

Parque Nacional Arakwal: es el primer parque que se encuentra gestionado tanto por el gobierno como por los dueños tradicionales de la tierra, para así conservar la cultura del lugar. Posee más de 3 km de playas, rodeados de bosques y miles de distintas especies.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

Este parque se encuentra dentro de la Lista Verde, un sello de excelencia creado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que distingue y premia a la élite en la protección del medio ambiente.

 

Fisherman’s Lookout: si continuas el sendero de la costa encontrarás este increíble mirador en donde podrás deleitarte de unas magníficas vistas hacia el océano y disfrutar de los surferos domando las olas.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

Tallow beach: se encuentra situada al sur del Faro de Byron, dentro del Parque Nacional Arakwal. Es una de sus playas más largas y salvajes. Su suave arena, su belleza natural y sus orillas llenas de conchas, hacen de este lugar un sitio perfecto para disfrutar de un asombroso día en Byron Bay.

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

 

¿Te vienes a relajarte a Byron Bay? 🙂

Byron Bay: el paraiso del buen rollo

 

Did you like it? 🙂
[Total: 3 Average: 5]
By | 2019-09-29T12:56:52+00:00 septiembre 7th, 2019|Blog, Ciudades|0 Comments

Leave A Comment